080 – Sanando con tu Duende

Historia Verde

 

Te saluda Natalita, y por ahí anda mi duende Augusto, que no se si lo oyes todo emocionado. Él es el más fiel compañero que existe, ¿y sabes qué? ¡A ti también te acompaña uno, aunque todavía no lo conozcas! Soy una niña eterna que ayuda a otros a recordar La Gran Ciencia del Balance, contando historias de nuestras aventuras por La Princesa. Junto con Augusto, y muchos otros guías, imparto sesiones de sanación cuántica a todos esos niños eternos que están dispuestos a sanar, reprogramando sus creencias, pero de todo eso te cuento en las notas del programa. Mientras tanto, te dejo con una de las versiones de mi misma, que cuentan historias de colores, según quien decida contar la historia del día.

💫 Bitácora de aventuras, edición Sanando con tu Duende 💫

Historia Verde

 

🧚🏽‍♀️ A finales del año 2018  sentí que mi cuerpo comenzó a volverse loco. Me mareaba todo el tiempo, y progresivamente durante el próximo año y medio fueron empeorando los síntomas, al punto que tuve que dejar de hacer casi todas mis actividades normales.

 

🧜🏽‍♀️ No podía guiar porque por momentos se me iba la vista. Tenía que planificar los momentos de ingerir alimentos porque el mareo, las náuseas y el dolor de cabeza que venían al comer me obligaban a acostarme en el piso por períodos que iban desde 20 minutos hasta 3 horas.

 

🧙🏽‍♀️ En medio de mi desespero,ya comenzada la pandemia que puso una pausa a la búsqueda de un diagnóstico, invadida de la desesperación de no saber cuándo podría continuar viendo doctores, y con los síntomas empeorando a diario, escuché una entrevista a una angeloterapeuta.

 

🦄 En mi vida había escuchado esa palabra, y no tenía idea de que existía esa alternativa de sanación. De inmediato busqué sus videos y publicaciones, y después de unas semanas, supe que era la persona indicada para guiarme en la búsqueda de la causa, para poder sanar de una buena vez. Apenas dos meses después, tuve mi sesión, el 11 de mayo de 2020.

 

🧞‍♀️ Mi último mareo fue el 10 de mayo de 2020, y no ha habido vuelta atrás después de eso. Es difícil explicar cuán diferente ha sido todo después de eso, y aunque ahora estaba mejor que nunca, sentía que me faltaba algo importante: compartir la bendición.

 

🦉 Poco después de esa sesión, me certifiqué como angeloterapeuta, y no creo que me haya reído tanto en la vida. Después de un par de sesiones de práctica, no he podido si no confirmar una frase que repito mucho:

 

🔀 "La vida siempre marcha como debe, lo veamos al momento o no"

 

🧝🏽‍♀️ Desde que tengo uso de razón, una de las cosas que hago es escuchar a otros, y antes de contestar, pedir que venga la mejor respuesta. Nunca sentí que eran mías las respuestas, sobretodo cuando eran acertadas, o muy sabias para mi edad. Reconociendo eso, conocí a los duendes, que hoy me acompañan a donde voy (y a ti también, aunque no los veas).

 

🧝🏽‍♀️ Después de años de hablar con los duendes, resultó que algunos les llamaban ángeles. De hecho, han tenido, y tienen, 800 nombres diferentes, pero para mí siempre serán duendes.

 

🧘🏽‍♀️ Si, al igual que yo, te gustaría sanar con la ayuda de tu duende, Augusto y yo estamos listos para ayudarte. 🧎🏾‍♀️

 

26 de septiembre de 2020

Dentro de dos semanas te cuento otra historia, mientras tanto, puedes conectar conmigo la próxima semana en Sanando con tu Duende, un espacio para la sanación cuántica. Un podcast en el que te cuento lo que me enseña mi duende Augusto a través de nuestras sesiones de sanación. Si me quieres ver antes, te espero el miércoles a las 12 PM hora de Puerto Rico, a través de nuestro canal de YouTube y en Instagram, en una sesión en vivo en la que podrás hacerle tus preguntas a Augusto, y de paso ir aprendiendo a conectar con tu duende. Sí, tienes un duende. Te recuerdo que junto con Augusto, y muchos otros guías, imparto sesiones de sanación cuántica a todos esos niños eternos que están dispuestos a sanar, reprogramando sus creencias. En las notas del programa te dejo todos los enlaces, para que puedas reservar tu sesión, y visitarnos en nuestros otros espacios. 

 

https://linktr.ee/natalita_

 

Nos veremos otro dia que no sea hoy. ¡A dormir!