076 – La Acción, la No Acción

Historia Violeta

 

Te saluda Natalita, y por ahí anda mi duende Augusto, que no se si lo oyes todo emocionado. Él es el más fiel compañero que existe, ¿y sabes qué? ¡A ti también te acompaña uno, aunque todavía no lo conozcas! Soy una niña eterna que ayuda a otros a recordar La Gran Ciencia del Balance, contando historias de nuestras aventuras por La Princesa. Junto con Augusto, y muchos otros guías, imparto sesiones de sanación cuántica a todos esos niños eternos que están dispuestos a sanar, reprogramando sus creencias, pero de todo eso te cuento en las notas del programa. Mientras tanto, te dejo con una de las versiones de mi misma, que cuentan historias de colores, según quien decida contar la historia del día.

Bitácora de aventuras, edición La Acción, la No Acción:

Historia Violeta

       En la vida he tropezado con todo tipo de momentos, con todo tipo de personas. Augusto siempre dice que en realidad, solo hay dos tipos de personas, y que quizás es más certero decir que hay dos tipos de actitudes ante una situación, la acción y la no acción. Entre mis personas favoritas, tengo de los dos tipos, y debo confesar que he sido las dos... 

       Ninguna me gusta más que la otra, creo que en su momento, cada una tiene su utilidad. Soy fiel creyente de que no existe nada que no haga falta, y de que a lo que no le encontramos el valor o la utilidad, es porque aun no nos ha hecho falta a nosotros, y que no nos haga falta a nosotros no significa que no le sería útil a más nadie. 

       En La Princesa, le llaman El Movimiento, y la falta de él (o No Movimiento), y Augusto me dice que no es lo mismo estar en No Movimiento que estar quieto, porque estar quieto se trata de estar contigo, y el No Movimiento se trata de tu relación con otros. Yo, cuando no es con Augusto que hablo, les llamo acción y no acción, si no has estado en La Princesa los términos de Augusto pueden ser confusos (así que ponte a hablar con tu duende para que entres a La Princesa con nosotros). 

       Una de las mayores virtudes que he desarrollado, es mi capacidad de no acción. Muchos a mi alrededor me consideran molestosamente no reaccionara (apuesto que muchos han pensado que lo hago por joder, pero no). Augusto me enseñó que reaccionar sin análisis me haría pensar que estoy siempre en lo correcto, y que no hay nada más peligroso que pensar eso. Por eso, al enfrentarme a una situación, mi reacción es principalmente ver la situación, y después reaccionar, si es que hace falta. 

       En esos análisis, me he dado la oportunidad de entender la otra parte, y de darme cuenta de mis fallos. Sí, los demás también tienen razón, aunque nos rejoda aceptarlo. De hecho, todos siempre tienen la razón, desde su punto de vista, y el que se queda con un solo punto de vista se queda atrás. Si no permitiera ese espacio de escuchar, de analizar, quizás los demás a mi alrededor se cohibirían de decirme su opinión en una próxima ocasión, y que mucho me perdería sin escucharla.

 

4 de abril - 17 de agosto de 2020

 

Y tú, ¿practicas la acción, la no acción o las dos?  ¿Me cuentas? 

Dentro de dos semanas te cuento otra historia, mientras tanto, puedes conectar conmigo la próxima semana en Sanando con tu Duende, un espacio para la sanación cuántica. Un podcast en el que te cuento lo que me enseña mi duende Augusto a través de nuestras sesiones de sanación. Si me quieres ver antes, te espero el miércoles a las 12 PM hora de Puerto Rico, a través de nuestro canal de YouTube y en Instagram, en una sesión en vivo en la que podrás hacerle tus preguntas a Augusto, y de paso ir aprendiendo a conectar con tu duende. Sí, tienes un duende. Te recuerdo que junto con Augusto, y muchos otros guías, imparto sesiones de sanación cuántica a todos esos niños eternos que están dispuestos a sanar, reprogramando sus creencias. En las notas del programa te dejo todos los enlaces, para que puedas reservar tu sesión, y visitarnos en nuestros otros espacios. 

 

https://linktr.ee/natalita_

 

Nos veremos otro dia que no sea hoy. ¡A dormir!