Skip to content

059 – La Rareza, en retrospectiva

    Historia Violeta

    El arbolito de moringa ya es 3 veces más grande que Augusto, la magia que viene de la paciencia, y de filosofar frente a un árbol en formación, es casi casi como darle de comer Orita me senté un rato a mirar el huertito, me gustan las tardes allí, los pajaritos se paran por la reja y los lagartijos brincan de un lado a otro cazando mientras les pido que se enfoquen en las cucarachas si se encuentran alguna en el camino. Es la mayor acción que tengo en esta época de aislamiento, se han convertido más aun en mis amigos, la soledad es peligrosa dirán algunos. Mirando el arbolito de moringa, no podía más que pensar en esta conversación de Augusto y la pequeña Natalita… 

    N: Alguna gente me considera rara

    A: Bien por ellos

    N: La verdad no me molesta gran cosa

    A: Bien por ti

    Creo que todos en un punto u otro de la vida hemos buscado aceptación, es parte de nuestra naturaleza querer pertenecer, como un instinto de supervivencia arraigado en nosotros quizás. Si hay algo que he comprobado en años recientes, es que una vez me dejó de importar la opinión ajena, fui más feliz que nunca y más solitaria que nunca también, aunque bueno no estoy sola del todo, estoy con los duendes. Es de lo más probable posible, que ser yo misma y vivir metida en un mundo de duendes no sea algo que me traiga la aceptación de todos, pero si de algo estoy segura, es de que no existe otro lugar en el que quiera estar ahora mismo, que no sea dentro de La Princesa, filosofando con Augusto y la pequeña Natalita. 

    17 de abril de 2020

    Y a ti, ¿qué te hace “raro”? ¿Me cuentas? 

    Búscanos en las redes sociales, en Facebook como Bitácora de Aventuras, en Instagram como mini bitácora de aventuras, o pasa por  http://bitacoradeaventuras.com/cuentamelo-todo/  

    Si te gustan las historias que contamos, date la vuelta por itunes y regálanos tus 5 estrellitas, y si crees que a algún amigo le van a gustar, mándalo pa’cá. Nos veremos otro día que no va a ser hoy, a dormir.